¿En qué tipo de universidad estudiaste, y vives independientemente?

miércoles, 13 de enero de 2010

La falacia del "Yo pago mi comida"

A veces quienes viven con sus mamitas recurren a todo tipo de excusas para intentar camuflar su situación. Una de mis favoritas es el "yo pago mi comida". Aparentemente creen que con poner plata para el mercado semanal para que les preparen su comida ya están haciendo gala de una independencia digna de las trece colonias. O sea, a sus padres les ocupan una habitación que podrían estar utilizando para cualquier otro fin, les quitan privacidad para que puedan hacer lo que quieran en su propia casa, entre otras cosas, y con poner un poco de plata para la comida que ellos mismos comen creen que ya todo está resuelto. El poner plata para comer no es señal de estar "pulling your own weight", sino de por lo menos no estar en la categoría del conchudis peruvianis más extensa.

A esto habría que añadirles el "yo pago el internet" -en casas en que los padres no tienen computadora o no la saben usar-, el "yo pago parte de la luz"-luz que ellos mismos consumen-, "yo pago el cable" -cable que ellos también ven- y un largo etc. Ah, y el colmo de los colmos: "Yo no almuerzo en mi casa, almuerzo en el trabajo". Ya sería el colmo que ganando su propio sueldo, el joven profesional regrese a la casa de sus padres para gorrearles almuerzo.

En fin. Cuando paguen alquiler, los arbitrios, los prediales y el neto de gasto les sea negativo (es decir, contribuyen más con la casa que lo que obtienen de ella) ahí conversamos. Por último, nadie les impide mudarse y seguir mandándole plata a los padres. Cuestión de ajustarse los cinturones un poco. Pero si la niñificación ya los acostumbró a sus lujos, pues qué se le va a hacer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En este blog no se permite el uso de replana en los comentarios. Ten esto en cuenta al comentar. Si es tu primer comentario en este post deberás consignar esta información:
Edad?:
Trabajas?:
Vives con tu mamita?: